Plaza del Mar

Plaza del Mar

Luceros

Luceros

<div>La Plaza de los Luceros (en valenciano, Plaça dels Estels y popularmente, Plaça dels Cavalls) es la más emblemática de la ciudad de Alicante, España. Posee en el centro una fuente monumental construida en 1930 por el escultor alicantino Daniel Bañuls Martínez.1 Hasta 1934 recibió el nombre de Plaza de la Independencia. En esa fecha pasó a llamarse Plaza Cataluña nombre que tras varios vaivenes mantuvo hasta 1939 en que pasó a denominarse con su nomenclatura actual, Plaza de los Luceros, debido a la decoración de la fuente en la que pueden apreciarse diversas estrellas.</div><div><br></div><div>A principios de los años 1950 esta plaza era un lugar muy concurrido y de reunión en la ciudad, en especial en las noches de verano, cuando la fuente ofrecía espectáculo gratuito de unos juegos luminosos de agua.</div><div><br></div><div>Es el centro de diversos actos sociales de la ciudad de Alicante, como la Cabalgata de Reyes Magos, desfiles de las Hogueras de Alicante y lugar donde se realizan las mascletás,1 además, aquí es donde los aficionados del Hércules Club de Fútbol, tras un ascenso de categoría acuden en masa a bañarse y disfrutar las victorias de su equipo.</div>

Plaça de la Muntanyeta

Plaça de la Muntanyeta

<div>La plaza de la Montañeta (en valenciano: plaça de la Muntanyeta) es una céntrica plaza de la ciudad de Alicante (España). La plaza fue construida durante los primeros años de la Dictadura de Francisco Franco y hasta el año 1978 recibió el nombre de "plaza del Caudillo". Tradicionalmente, en ella se instala el Belén del Ayuntamiento en fechas navideñas.</div><div><br></div><div>Se trata de una plaza rectangular, con una fuente central también de forma rectangular que se localiza en el mismo centro de la plaza. Su diseño, y el de los edificios que la rodean, es el típico de la primera etapa franquista. En ella se encuentran las principales sedes administrativas del Gobierno de España, como la Subdelegación del Gobierno, la sede provincial de la Agencia Tributaria o la delegación provincial del Ministerio de Justicia. En ella se situaba el desaparecido convento de San Francisco, cuya iglesia en la actualidad es la parroquia de Nuestra Señora de Gracia.</div><div><br></div><div>La plaza debe su nombre a que este lugar se encontraba el cerro de San Francisco, llamado popularmente como "La Montañeta".2 Este cerro, que tenía una altura de hasta veinte metros e incluía molinos y varios torreones levantados durante la Guerra de Independencia Española, fue desmontado a partir de 1931 al suponer una barrera natural que separaba el centro histórico del recién creado ensanche de la ciudad.2 Inicialmente, la construcción de la plaza fue proyectada durante la Segunda República, pero tras la Guerra Civil, fue confiada la modificación del proyecto al nuevo arquitecto municipal, Félix de Azúa Gruat, quien proyectó una plaza cuadrangular cerrada y sin pórtico.3 Sin embargo, la plaza no acabó de cerrarse por el frente sureste, conectando, de esta manera, con la de Calvo Sotelo.3 En mayo de 1949, el edificio del Gobierno Civil, actual Subdelegación del Gobierno, fue inaugurado por Francisco Franco y, a partir de entonces, la plaza pasó a denominarse como "del Caudillo".2 Finalmente, la plaza fue vaciada entre 1970 y 1972 para crear un garaje subterráneo que divide el espacio público en dos partes.</div>

Casa consistorial de Alicante

Casa consistorial de Alicante

<p>Se trata de un edificio de planta rectangular, con fachada principal simétrica, compuesta de un cuerpo central de tres plantas flanqueado por dos torres de mayor altura en los extremos, a través de las cuales se realiza la comunicación entre las plazas del Ayuntamiento y de la Santísima Faz mediante pasajes.</p><p>La planta baja cuenta con cinco vanos, donde el central, de mayor tamaño, resulta el acceso principal. En la planta principal los balcones cuentan conn dobles ventanas, excepto en las torres donde solo hay una ventana, todas ellas rematadas por frontones curvos partidos. La última planta mantiene la misma disposición que la anterior en cuanto a vanos, si bien con balcones individuales. Se remata la fachada con una balaustrada, tras la que se puede ver la cúpula que cubre la escalera interior.</p>

Plaza Gabriel Miro

Plaza Gabriel Miro

<div>La plaza de Gabriel Miró es una plaza ubicada en la ciudad de Alicante (España). También es conocida popularmente como plaza de Correos, en recuerdo de las oficinas principales de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos que estuvieron ubicadas en la plaza.</div><div><br></div><div>Conocida desde antiguo como plaza de las Barcas, porque hasta ella podían llegar las embarcaciones. Posteriormente fue denominada plaza de Isabel II y finalmente bautizada con su nombre actual, en memoria del escritor Gabriel Miró, hijo ilustre de la ciudad.</div><div><br></div><div>Tiene forma redonda y dentro de sus elementos destacan varios Ficus centenarios, el monumento a Gabriel Miró o la fuente de la Aguadora, obra del alicantino Vicente Bañuls en 1918.</div>

Casa Mediterráneo

Casa Mediterráneo

<div>Casa Mediterráneo tiene su sede oficial en la Antigua Estación de Benalúa de Alicante, emblemático inmueble protegido inagurado en 1887 como estación de ferrocarril.</div><div><br></div><div>Fue emblema de la Línea Alicante-Murcia dada su cercanía al Puerto de Alicante, el de mayor tráfico comercial del mediterráneo español en aquella época.</div><div><br></div><div>Proyectada por el ingeniero M. Alessandri, a lo largo de los años ha sufrido pocas transformaciones sobre su fachada, lo que ha permitido conservarla hasta hoy en día prácticamente igual en su concepción.</div><div><br></div><div>Incluida en el Catálogo de Protección Municipal, fue a finales de los sesenta, con la clausura como estación de pasajeros, cuando comenzó su progresivo abandono, quedando sin uso desde hace dos décadas.</div><div><br></div><div>El 14 de julio del 2009, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) cedía a Casa Mediterráneo el inmueble para su uso, tras su rehabilitación, como sede del consorcio público.</div><div><br></div><div>Tras tres años de obras, la estación de Benalúa ha sido sometida a un proyecto de rehabilitación de cuyas tres fases se han acometido dos. La tercera ha sido sustituida, de manera parcial y temporal, por un proyecto de habilitación provisional que ha permitido cerrarlo, salvaguardándolo de las inclemencias del tiempo y del vandalismo, permitiendo su uso para oficinas y espacios de usos múltiples, y rebajando el volumen a climatizar.</div>

Plaza de España

Plaza de España

Plaza de España

Puente Rojo

Puente Rojo

Puente del V Centenario

Parque de la Ereta

Parque de la Ereta

<div>La Ereta mira hacia el genuino Barrio de Santa Cruz. Desde el parque, que ocupa casi siete hectáreas, puedes contemplar la Catedral de San Nicolás, el Puerto, casi tocar la ‘Cara del Moro’, el famoso icono de Alicante, y admirar en todo su esplendor el mar Mediterráneo. &nbsp;Al estar junto al Casco Antiguo tiene el gran atractivo de permitir recorrer la muralla del Castillo, que está restaurada, en un impresionante paseo en el que tenemos Alicante y el Mediterráneo a los pies.</div><div><br></div><div>De reciente construcción es La Casa de Santa Claus, el hogar que el entrañable personaje navideño tiene en Alicante. En los meses próximos a la Navidad la casa se abre para que los niños hagan llegar sus deseos al mismísimo Santa Claus, quien les recibe y sienta en sus rodillas para conocer si han sido buenos. Y a la vez, los niños pueden echar sus cartas en el pozo de los deseos. Durante esa época también se instalan hinchables, juegos infantiles y se celebran talleres.</div><div><br></div><div>En 1994 comenzaron las obras para edificar en este escarpado terreno un parque público que permitiese disfrutar de las privilegiadas vistas y además fuese un centro de ocio y cultura. Debido a la orografía, el parque se halla segmentado en terrazas, amoldándose al terreno y decorado con flora autóctona.</div><div><br></div><div>El parque de La Ereta cuenta con una gran plaza central, caminos que serpentean por la ladera del monte, zonas de sombra, fuentes, una cafetería, una zona de espectáculos que, como anécdota te contamos, dispone de camerinos subterráneos, un restaurante panorámico, y una sala de exposiciones.</div><div><br></div><div>Debido a la peculiar morfología de La Ereta, su construcción fue un desafío que logró convertirse en un interesante trabajo de arquitectura. La parte baja del parque se halla en contacto directo con el Casco Histórico y por ello el carácter de los lugares y de la vegetación es más urbano. Continuando hasta el Castillo, el visitante atraviesa diferentes espacios como son la ladera de los olivos, la plaza de la Ereta y los pinos, y después la vegetación de carrasca local y las gramíneas dispersas en la parte más alta.</div><div><br></div><div>En el parque se han construido muros de contención y de acequias para las aguas que bajan el monte, con drenajes capaces de absorber las lluvias torrenciales para un lugar tan escarpado.</div><div><br></div><div>Los elementos principales de La Ereta están estrechamente ligados a importantes usos, de esta forma, el lindero es un camino que bordea la parte baja y asegura la recogida de las aguas pluviales; las terrazas de la ladera de los olivos estabilizan el suelo, limitan la erosión, y actúan como una enorme esponja cuando llueve intensamente. Simultáneamente, el terreno se convierte en muro de contención y por último, los edificios, forman cuerpo con el monte Benacantil y con su nueva estructura.</div>

Puerto de Alicante

Puerto de Alicante

El puerto de Alicante es un puerto marítimo español situado en la ciudad de Alicante, en el mar Mediterráneo con actividades comerciales, con transporte de mercancías y de viajeros, pesqueras y de recreo.

Canalejas Noche

Canalejas Noche

<div>El Parque de Canalejas es el parque más antiguo de la ciudad de Alicante (España). Está situado de manera paralela al mar y al puerto deportivo, y confina en la Explanada de España.</div><div><br></div><div>Fue proyectado en el año 1886 por el arquitecto José González Altés sobre el antiguo varadero de la ciudad y está dedicado a la memoria del político José Canalejas, que fue diputado por Alicante. Dentro del parque se localiza el monumento a Canalejas y varias fuentes, además de otras esculturas: dos leones donados por Manuel Pritz, el monumento a Carlos Arniches y un mapa de España en piedra.</div><div><br></div><div>Destacan también en el parque varios ejemplares de Ficus monumentales, destacando uno de la especie Ficus elastica datada en más de 100 años.</div>

Plaza del Mar

Plaza del Mar

<div>La Puerta del Mar era la entrada a la ciudad desde el muelle, también conocida como puerta del Muelle, se construyó en 1544 por el Duque de Calabria.</div><div>Se situaba en línea con la desaparecida calle de Cervantes y era de vital importancia para el abastecimiento de la ciudad amurallada. Se situaría próxima a la puerta o en su mismo vano la aduana para gestionar los impuestos del género y el paso de mercaderias que por el puerto entraba o salía de la ciudad.</div><div>La puerta tendría puestos de guardia y algún paso levadizo ya que en el frente de la muralla se construyó un foso y estaba guardada por dos torreones cilíndricos encomendados a nuestra señora de Montserrat, de ahí que también sea conocida como puerta de Montserrat.</div><div>En 1535 comienza la construcción de la muralla del frente del Mar con los Torreones de San Bartolomé y San Sebastián. El autor de las obras fue el ingeniero militar Joan Cervelló. También en este momento debió construirse el Torreón de San Francisco, nueve años más tarde se abriría la puerta del Muelle y sus dos Torreones. Los Torreones se construyeron de planta circular, con un encintado en la parte superior con moldura en saliente a medio bocel. La coronación se terminó con un almenado, parecidos a la Torre de la Illeta del Campello.</div><div>Según palabras de Jacobo Fratin en 1580:</div><div>«y en dicha ciudad no se puede entrar sin bateria porque ella esta cercada de buena muralla toda por la mar y por la tierra aunque no lo esta a la muderna (excepto los arrabales de San Francisco y San Antón) y si en algunas partes ouiere algunos pedaços de muralla de la ciudad para rreparar se podran reparar (...) la ciudad tiene abaxo sobre la puerta de la aduana(Puerta del Mar) muy buena plaça para Artilleria y a las dos esquinas de la ciudad a la mano esquierda y a la de derecha de la dicha puerta de la aduana buenos torriones que todos limpian la playa y puerto con los tiros por el llano»</div><div>En 1765 el Conde de Aranda, Capitán Gral. del Reino, ordena - aunque no se llevará a cabo - el derribo de la muralla del Vall, pero propone se conserven los torreones de San Bartolomé y San Francisco "para memoria de su antiguedad". En la zona liberada por las murallas propondrá que se "formase un passeo con arboles y bancos que sirviendo al propio tiempo para el tráfico y transporte, porporcione un paraje interior de concurrencia para pasear a pie, y tratarse las gentes decentes de la Ciudad". Se estaba adelantando a lo que más tarde sería el Paseo de la Reina.</div><div>A partir de 1810 comienza el paulatino desmonte de las murallas de la Rambla con cuyos escombros se irían rellenando los fosos</div><div>Isabel II llegó a Alicante el 26 de mayo de 1858 y en una Real Orden transmitida por el ministro de la Guerra, haciéndose constar que "atendiendo la Reina (q.D.g.) a la conveniencia y necesidad de dar mas extendidos limites a la ciudad de Alicante, ceñida hoy por un recinto que impide su crecimiento y deseosa de proporcionar el bienestar y el progresivo desarrollo que la industria y comercio experimentan con motivo de hallarse ya en explotación el ferrocarril que la une con la capital de la Corte, he tenido a bien y tomándose en cuenta lo expuesto por el Ayuntamiento y Junta de Comercio, autorizar el derribo de sus murallas determinando que Alicante deje de ser plaza de guerra. Aunque no fue tarea fácil conseguir los propósitos de Alicante, tan justamente concedidos por la Reina; ya que la interpretación de la Real Orden resultaba confusa o muy clara, según quién la interpretara y así pues no quedo en pie ni una sola de las puertas ni torres ni baluartes que hubieran honrado la Historia de esta noble y siempre fiel ciudad de Alicante</div><div>Y es que ya lo dice la canción… que desde el matxo del Castell, mires i dius: qu'encant! (“o quin error mes gran”) no es ja este el poble vell, qu'es un altre Alacant! Visca Alacant! Visca Alacant!! Visca Alacant! ...</div>